dissabte, 12 de desembre de 2009

Hoy toca enamorarse de nuevo, en silencio.

Sé que cada día me acuesto en la cuna de la madrugada, sé que no duermo por pensarte y que no te pienso en todo el día. No te dejo vivir en mí, no permito que te acomodes otra vez entre mis sentimientos, no te quiero aquí como tú no me quieres a mí. Y así sigue el ciclo: nos prohibimos mutuamente, nos queremos sin querer y nos odiamos queriendo. Nunca te hablo, ya no doblo las esquinas para encontrarte ni canto a tu amor muerto. Y sé que de ahora en adelante lloverán besos de labios nuevos en la trastienda de mi corazón, ya no te quiero, ya no te espero...

Adiós, mi niña, adiós.

1 comentari:

  1. Lo recuerdo del flog.
    Me gusta, esa negación por el amor que nos hace daño. Perfecto si lo sientes así o si es un engaño, solo es el principio hacia creerte tu propia verdad.

    PD: Inmejorable un adiós a tiempo.

    ResponElimina