dimecres, 19 d’agost de 2009

Ellos siempre mienten

Sácame de aquí, con tus manos de nieve. Sácame de aquí, con una mirada de tus ojos de cristal y tu voz al susurrar. Sólo te pido que vengas a buscarme, ni tus labios te suplico en este instante, sólo sálvame de esta ciudad que regala angustia. Y aunque te lo suplique de rodillas, aunque me arrastre por ti, nunca me des una oportunidad para volver a ti. Y aunque te ame, como dijo Bécquer, absorta y de rodillas como se adora a dios ante su altar, no me des una oportunidad. Aunque te digan: como yo te he querido, desengáñate, así no te querrán... no les creas, ellos siempre mienten, y yo también.

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada