diumenge, 24 de maig de 2009

¿A qué sabe el amor?

Y seguir comiéndonos el corazón a cachos, y el amor bebido a tragos largos. Que dure cuanto queramos, que tocaremos el cielo con las manos. Y nada importa qué digan, que nosotras no queremos que nos sigan. Y así otra noche metida en tu ombligo, otro recuerdo que el olvido no alcanzará y volverás con cada sonrisa nueva para dibujar pasado, presente y futuro acortando el espacio que había entre tú y yo. Y no me digas dónde estás, que yo te encuentro siguiendo el rastro de tequieros en el suelo. Y te quiero, y tal vez no importa, pero te quiero. Y así te encuentro: siguiendo tequieros, como tú me encuentras, como tú me sabes...

Y, dime, ¿a qué sabe el amor?

Cap comentari:

Publica un comentari a l'entrada